Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

El fiscal pide la custodia de su hija para una mujer a la que se le retiró por sospechas de lesbianismo

El fiscal del Tribunal Tutelar de Menores, Juan Echeverría, solicitó ayer para Montserrat Gallart, de -34 años, la guarda y custodia de su hija Marta Aranega, de cuatro años. Un auto de medidas provisionales dictado en julio por el juez José Luis Sánchez Díaz, entonces titular del Juzgado de Familia número 17 de Barcelona, concedió esos derechos al padre, Ángel Aranega. Montserrat Gallart aseguró en ese momento que el juez tomó aquella resolución por las denuncias de supuesto lesbianismo que formuló contra ella su marido.La vista oral en el juzgado para dirimir el pleito de separación matrimonial de Ángel Aranega y Montserrat Gallart se celebró a puerta cerrada. Juan Echeverría, en su calidad de defensor de los intereses de la niña, hija de ambos, solicitó ante la juez María Luisa Jordán la guarda y custodia para la madre.

El fiscal del Tribunal de Menores apoyó la petición en la prueba documental, la testifical y el informe psicológico elaborado por la psicóloga Neus García y la asistente social Silvia Mayor sobre los tres afectados: Montserrat Gallart, Ángel Aranega y su hija, Marta. El informe hace una referencia a la "duda de una posible homosexualidad de Gallart".

Echeverría señaló a este diario que un supuesto lesbianismo de Montserrat "no tiene por qué incidir en un correcto ejercicio de la patria potestad" sobre su hija Marta. También señaló que el criterio seguido al formular su petición se ha ceñido en "ver en poder de quién de los dos cónyuges podría estar la menor para que quedara mejor satisfecha".

El fiscal solicitó también un régimen de visitas para el padre, Ángel Aranega, quien, de aceptar el tribunal la solicitud formulada por el ministerio público, podría estar con Marta un fin de semana cada 15 días; dos días a la semana, entre la hora de salida del colegio y la de acostarse, momento en que debería regresar al domicilio materno; y durante las fiestas navideñas, cuando podría pasar con su hija la festividad de Navidad o la de Año Nuevo.

El auto de medidas provisionales que había sido dictado anteriormente por otro juez concedía la guarda de Marta Aranega a su padre y establecía un régimen de visitas restringidas para su madre. La resolución indicaba también que la madre debía abandonar el domicilio conyugal, que por ley corresponde al responsable de la guarda. Montserrat, quien ha negado repetidamente la supuesta homosexualidad que le imputa su marido,asegura que el juez adoptó esa resolución en base a su presunto lesbianisino. Ángel documentó el sumario con unas fotos de su esposa con una alumna M instituto donde da clases, pero ella asegura que pueden estar trucadas,

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 15 de septiembre de 1987