Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La presidenta de los arqueólogos defiende la creación de rutas de carácter pedagógico

La catedrática María Ángeles Querol, presidenta de la Asociación Profesional de Arqueólogos de España, defendió ayer en Bilbao la apertura al público sólo de los yacimientos arqueológicos de carácter monumental, con un buen estado de conservación y con características que aseguren la afluencia del público. "Podemos hablar de rutas arqueológicas, preparadas de una forma didáctica porque los restos del pasado no hablan por sí solos. Hay que meterles museología, la ciencia de la comunicación entre las ruinas y la sociedad", explicó. "No es fácil lograrlo; exige mucho esfuerzo, mucha imaginación y mucho dinero". Querol, ex subdirectora general de Arqueología, participó ayer en unas jornadas organizadas por la Diputación de Vizcaya para reflexionar sobre la recuperación y la exposición del patrimonio arqueológico. En su opinión, la sociedad tiene una idea sobre la arqueología "más conectada a Indiana Jones que a la realidad", debido a los defectos en la divulgación de sus investigaciones. "Se pueden hacer cosas como los arqueódromos franceses o las aldeas de la edad del hierro de los países nórdicos, proyectos en marcha desde hace 20 años que son un éxito". La catedrática rechazó la imposición el síndrome de Altamira, que empuje a cerrar yacimientos al público para evitar su deterioro. "La afluencia del público es fácil de controlar", aseguró. Querol señaló, por ejemplo, que la subida del precio de las entradas es suficiente para limitar el número de visitantes. En el caso de las cuevas, recordó la idoneidad de realizar réplicas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 13 de noviembre de 1998